Rutica 41 » Conoce 10 cosas que ver si visitas Zaragoza
que hacer en Zaragoza

Conoce 10 cosas que ver si visitas Zaragoza

Desvelando las maravillas que ver y hacer en Zaragoza

La capital aragonesa esconde un sinfín de atractivos que enamoran a cualquiera que se aventura a conocerla. Sus calles centenarias esconden historias de épocas pasadas mientras los locales más actuales dan un punto moderno a la ciudad.

Zaragoza invita al viajero a perderse entre sus calles para degustar y descubrir la herencia culinaria que rememora cada plato tradicional.

No obstante, además de contar con una rica gastronomía, cuenta con un sin fin de monumentos emblemáticos y rincones mágicos preparados para ser vividos y visitados.

No importa el tiempo que dure la visita a Zaragoza, la capital cuenta con algunos enclaves que resultan imprescindibles a la hora de impregnarse de su esencia y llegar hasta el corazón de la ciudad.

Es por eso, que nosotros en este blog queremos darte los 10 sitios más característicos que debes visitar al llegar a la capital Zaragozana.

La cultura local, aúna el pasado y el presente, y se deja sentir en cada rincón. Desde las reliquias históricas que susurran cuentos milenarios, hasta fantásticas panorámicas que perduran en la memoria.

Además, para los amantes de la buena mesa, nada iguala al recorrido de bares donde se va degustando las mejores tapas que Zaragoza tiene reservadas para turistas y locales. ¡No te lo pierdas!

Dejarse envolver por los encantos de Zaragoza es más que visitarla; es experimentarla, vivirla y disfrutar cada uno de sus matices. Prepárate para dejarte llevar por la esencia misma de Aragón, donde cada calle, plaza y construccióZaragozan aguardan consigo relatos y secretos que debes descubrir y conocer.

Zaragoza no es solo un destino, es una experiencia que enriquece el alma de quien se aventura a conocerla. ¿Quieres descubrirla con nosotros? No dejes de leer esta entrada sobre las 10 cosas que debes ver y hacer si visitas Zaragoza.¡Atento!

1. Visita la Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza

que hacer en Zaragoza Nuestra Señora del Pilar
que hacer en Zaragoza Nuestra Señora del Pilar

La majestuosa Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza se alza imponente a orillas del río Ebro, siendo un destacado exponente barroco y un símbolo emblemático de la ciudad y de todos los Zaragozanos.

Sus esbeltas torres se elevan orgullosas hacia el cielo desde hace siglos, aunque su evolución arquitectónica a lo largo de los años ha sido notable.

Originalmente era una modesta iglesia románica que comenzó a edificarse en el siglo XIII, pero su última torre no se levantaría hasta mediados del siglo pasado, configurando el aspecto que hoy admiramos.

Si deseas conocer este venerado recinto desde las alturas, puedes tomar su ascensor panorámico que asciende 65 metros hasta la azotea de la Torre de San Francisco de Borja , de donde podrás contemplar unas fabulosas vistas de la ciudad.

Los más atrevidos podrán remontar unos metros más por su caracolada escalinata.

Aprovecha la visita para recorrer el interior de la basílica y su exterior, fijándote en los daños que aún persisten de la guerra civil en sus muros. Aquí te contamos un poco más de ella para que la conozcas. ¡Atento!

Origen de la basílica: Historia y Significado

Según la tradición, la Virgen María se apareció sobre un pilar de jaspe al apóstol Santiago el Mayor en este lugar, dando origen a su culto en la península ibérica y a la actual basílica edificada en el lugar de la aparición.

Desde entonces, este sitio se ha convertido en un punto de peregrinaje y devoción, cuyas sucesivas reconstrucciones y reformas a lo largo de los siglos reflejan la fe y el arte de cada época.

La Basílica cuenta con millones de visitas al año y se ha convertido en lugar de referencia para devotos y no devotos.

Conoce la impresionante arquitectura de la Basílica

Con solo acercarse a la majestuosa Basílica , sus enormes cúpulas decoradas con vistosos azulejos azules y dorados dominan el horizonte.

Sin embargo, es dentro donde se aprecia la verdadera belleza arquitectónica , desde la nave central custodiada por altas columnas hasta las capillas laterales repletas de detalles artísticos que sorprenden al que la visita por primera vez.

Descubre la Santa Capilla

En el interior destaca la Santa Capilla , que guarda con recogimiento la imagen de la Virgen del Pilar .

Esta capilla, de pequeñas dimensiones pero la más espectacular, es en sí una obra maestra, con elementos góticos, renacentistas y barrocos que conviven en una armonía sagrada que resulta imprescindible de ver dentro del itinerario.

Obras de Arte de la Basílica del Pilar

La Basílica del Pilar no solo es un sitio para la oración, sino también se ha convertido en un museo vivo del arte religioso a través de los siglos.

Sobresalen las pinturas de Goya en la bóveda del coro, alguno de sus primeros encargos como artista, así como numerosas capillas ornamentadas con retablos, esculturas y cuadros que tratan el tema de la fe.

Las Torres y el Museo del Pilar de Zaragoza

Desde lo alto de las torres, especialmente la del Pilar , se puede disfrutar de unas vistas increíbles de toda Zaragoza.

Además, el Museo del Pilar contiene una colección de objetos litúrgicos, como velos de la Virgen y otros efectos relacionados con la historia sagrada del templo y que puedes visitar y contemplar para completar tu visita.

Tradiciones y Festividades del Pilar de Zaragoza

El Pilar es el corazón de las tradiciones zaragozanas , en especial durante las fiestas que toman este mismo nombre en octubre. En estas fechas, la ciudad se viste de gala con música y devoción, y es en esta misma fiesta cuando se hace y celebra la famosa Ofrenda de Flores .

En ella, miles de personas en trajes regionales ofrendan flores a la Virgen. ¡No te la puedes perder!

Los mejores consejos para su próxima visita a la Basílica del Pilar

Para visitar y conocer la Basílica del Pilar de Zaragoza debes planificar con antelación el recorrido. Aquí te damos unas recomendaciones que debes tener en cuenta si la visitas:

  • Debes tener en cuenta los horarios de misa para poder vivir el aspecto espiritual del lugar, o contemplar su magnífica arquitectura en silencio.
  • Antes de dirigirse al emblemático Santuario de la Virgen del Pilar, hay que asegurarse de revisar los horarios disponibles en la web o en la oficina de turismo local, esto le permitirá organizar su itinerario para disfrutar plenamente de las instalaciones sin aglomeraciones y con tranquilidad.
  • Recuerda que se trata de un recinto sagrado. Vístase de manera apropiada para la ocasión, evitando atuendos que puedan resultar ofensivos. Hay que recordar que es un lugar de fe visitado por muchos devotos.
  • Desde lo alto de las torres podrá apreciar las impresionantes vistas del conjunto monumental, el casco antiguo y el río Ebro.
  • No se pierda la oportunidad de profundizar en la historia del lugar visitando el anexo Museo de l Pilar. Su colección ayuda a entender y completar el contexto cultural que enmarcó la construcción de este símbolo patrimonial.
  • Explora los alrededores. La zona cercana a la Basílica, incluyendo la Plaza del Pilar, está repleta de actividad y es perfecta para dar un paseo y conocer mejor la ciudad.
  • Además, encontrarás numerosos cafés y tiendas que venden recuerdos y productos locales. Podrás pasear por calles repletas de historia donde al callejear podrás descubrir rincones ocultos.
  • Haz fotografías con respetoy sin molestar al resto. Aunque es tentador capturar la belleza de la Basílica con tu cámara o móvil, recuerda hacerlo de forma respetuosa, especialmente durante las misas o si hay fieles orando. Considera que para otros, este puede ser un momento privado e íntimo.
  • Considere la posibilidad de tomar una visita guiada para sacar el máximo provecho a la experiencia. Los guías te proporcionarán detalles y anécdotas que enriquecerán tu visita a la Basílica y su importancia histórica. Preguntarles dudas te ayudará a entender mejor la singular devoción que despierta.
  • Incluso si tu visita tiene un propósito turístico, aprovéchate para sentarte en silencio y reflexionar. La atmósfera de paz y espiritualidad de la Basílica es una experiencia en sí misma que invita a la contemplación. Deja que tus pensamientos fluyan libres.

2. Compra una cinta de la Señora del Pilar

que hacer en Zaragoza Compra una cinta de la Señora del Pilar
que hacer en Zaragoza Compra una cinta de la Señora del Pilar

Comprar o adquirir una cinta en la Basílica del Pilar se ha convertido en una tradición profundamente arraigada y un gesto simbólico de fe y devoción en la ciudad de Zaragoza.

Estas cintas, que representan una conexión tangible con la Virgen y la fe, se miden con la misma longitud que la figura de la Virgen del Pilar, ofreciendo a los fieles y visitantes una forma única de llevar consigo una parte de este lugar sagrado donde quiera que vayan.

Uno de los mejores recuerdos que puedes llevarte de la ciudad es precisamente una de estas cintas. De hecho, recibir una cinta como obsequio, especialmente si es de alguien de Zaragoza, se considera aún más especial pues simboliza el afecto y cariño que se le tiene a alguien en especial.

Regalar una cinta del Pilar se ha convertido, en una práctica que invita a reflexionar sobre la singularidad de la Virgen del Pilar, cuya representación, a pesar de la magnitud de la Basílica que la alberga, es sorprendentemente modesta en tamaño.

Durante tu estancia en Zaragoza, notarás que estas cintas adornan numerosos objetos personales y espacios, desde los espejos retrovisores de los coches hasta las muñecas de la gente, simbolizando la amplia devoción que la ciudad profesa hacia su patrona.

Esta tradición no solo refleja la fe, sino también la cultura y el cariño de los zaragozanos por su Virgen.

Si decides llevar contigo este emblemático recuerdo, encontrarás que en la Basílica y sus alrededores hay una variada selección de cintas disponibles en múltiples colores, permitiéndote elegir la que más te guste.

Haz de este ritual una tradición

Comprar una cinta de la Señora del Pilar no solo es una forma de honrar una tradición centenaria; es también llevarse un pedazo de la esencia espiritual de Zaragoza.

Este acto simbólico, sea un auto-obsequio o un regalo de alguien especial, enriquece cualquier visita, proporcionando una conexión más profunda con la historia, la fe y la cultura local.

Te invitamos a formar parte de esta hermosa tradición, que te permitirá llevar un pedazo de Zaragoza contigo a donde vayas, recordándote la belleza y la espiritualidad de una ciudad que acoge con brazos abiertos a todos sus visitantes.

Ahora te vamos ha hablar de otro edificio afín y muy cercano,La Catedral del Salvador de Zaragoza (La Seo) que se eleva con dignidad en centro de Zaragoza, ofreciendo un contraste fascinante y complementario a la cercana Basílica de Nuestra Señora del Pilar.

Este edificio no solo es un monumento impresionante por su arquitectura, sino también un testimonio vivo de la historia y la evolución artística de la ciudad.

3. Visita la Catedral del Salvador de Zaragoza (La Seo)

Que ver Catedral del Salvador de Zaragoza (La Seo)
Que ver Catedral del Salvador de Zaragoza (La Seo)

El majestuoso edificio del La Seo se erige como un legado de la historia a través de los estilos que la han moldeado a lo largo de los años.

Desde sus raíces románicas en el siglo XII, este emblemático edificio ha sido testigo de transformaciones que incorporan elementos artísticos del mudéjares, del góticos, renacentistas y finalmente barrocos, como en su imponente campanario del siglo XVIII.

Cada época ha dejado su huella cultural y artística, convirtiendo a La Seo en un lugar donde confluyen expresiones artísticas y culturales de diferentes tiempos.

Descubriendo las maravillas que esconde el interior de La Seo en Zaragoza

El Retablo Mayor

Uno de los tesoros que alberga La Seo es un impresionante Retablo Mayor, obra cumbre gótica que narra escenas de la vida y milagros de Cristo y su Madre.

La minuciosidad de sus detalles y la perfección de su creación lo han convertido en objeto de admiración y estudio.

¡No te lo puedes perder!

La Capilla de San Bernardo

También es importante la Capilla de San Bernardo, que guarda el sepulcro del arzobispo Lope Fernández de Luna, pieza maestra del arte funerario medieval hispano.

Sus relieves están cargado de una compleja simbología y espiritualidad, lo que los convierte en una reliquia estética de la época.

El Museo de Tapices

Asimismo, La Seo en Zaragoza cuenta con uno de los conjuntos de tapices más notables de Europa.

El museo cuenta con una colección que abarca desde el siglo XV hasta el XVIII, con obras de un valor histórico y artístico extraordinario y que describen desde relatos bíblicos hasta composiciones artísticas y geométricas de influencia islámica.

Consejos prácticos para visitar La Seo en Zaragoza

Aquellos que planean visitar la impresionante obra de La Seo deben dedicar tiempo suficiente para apreciar la gran riqueza de su interior y los detalles de su arquitectura.

Si bien el exterior deja sin aliento, son los tesoros guardados en su interior son los que verdaderamente revelan la importancia histórica y cultural de esta catedral.

Adicionalmente, considera unirte a un recorrido guiado para obtener una comprensión más profunda sobre su historia, arte y anécdotas que hacen de la Seo un lugar único en Zaragoza.

4. Tómate una foto en el Puente de Piedra

Que hacer Tómate una foto en el Puente de Piedra
Que hacer Tómate una foto en el Puente de Piedra

Un viaje a Zaragoza no estaría completo sin un paseo por el icónico Puente de Piedra. Una emblemática estructura que ha conectado ambas orillas del río Ebro desde la Edad Media.

Al acercarte a él, encontrarás a los dos imponentes leones de piedra, guardianes silenciosos de la ciudad y precursores de la belleza y la historia que te espera.

Pararte sobre este puente es sumergirse en la historia de Zaragoza, sentir el pulso del Ebro, de su ciudad y disfrutar de las vistas panorámicas que se despliegan ante tus ojos con la Basílica del Pilar al fondo.

Un atardecer soñado sobre el Puente de Piedra

Las vistas desde el Puente de Piedra son simplemente espectaculares, adquiriendo un matiz mágico al atardecer cuando el cielo se tiñe de tonos cálidos y la silueta de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar choca majestuosamente contra el horizonte.

Este momento del día ofrece el escenario perfecto para capturar una fotografía inolvidable, un instante congelado en el tiempo que atrapa la esencia más profunda de Zaragoza.

La combinación del río Ebro pasando bajo tus pies y la vista de la imponente Basílica del Pilar de Zaragoza convierte a este lugar en un punto único para los amantes de la fotografía y aquellos que buscan llevarse un recuerdo visual único de la ciudad de Zaragoza.

Un puente cargado de significados

El Puente de Piedra representa más que una calle para cruzar el río Ebro; a lo largo de los siglos se ha convertido en parte integral de la historia de Zaragoza.

Construido originalmente en el siglo XV y reconstruido en múltiples ocasiones, ha sido testigo de los continuos cambios que han moldeado la ciudad y que vemos reflejados en otros de sus edificios.

Caminar sobre sus piedras “nunca mejor dicho”, es recorrer un trayecto que innumerables generaciones han compartido, ofreciendo una visión única del paso y cambio de los tiempos.

Más que un puente, una pieza clave de Zaragoza

Si bien existen otros cruces sobre el Ebro, el Puente de Piedra destaca por su legado, importancia cultural y magníficas vistas.

Más allá de un simple medio de paso, este emblemático puente es testimonio de la evolución de Zaragoza y símbolo de la conexión entre su pasado y presente.

Los imponentes leones localizados a la entrada le añaden no sólo belleza, sino que representan la fuerza que definen el espíritu de la ciudad.

Consejos para captar la esencia zaragozana en el Puente de Piedra

Para plasmar el alma del Puente de Piedra y sus alrededores, visítalo a distintas horas.

La luz de la mañana ofrece una gran serenidad, mientras que el atardecer aporta color y drama. Experimenta con ángulos y composiciones que incluyan tanto el río como la Basílica del Pilar, a fin de retratar la auténtica magia de Zaragoza.

Así que ya sea en la madrugada o al caer el sol, asegúrate de reservar un tiempo de tu visita para explorar este puente único, dejarte envolver por su atmósfera histórica y por supuesto, inmortalizar tu paso por Zaragoza con una fotografía donde aparezca el Pilar de fondo.

Este gesto no es meramente una captura visual, sino un ritual que te conecta con la historia, la belleza y el espíritu de una ciudad cuya identidad viene dada a través de sus puentes y aguas.

5. Salir de picoteo por El Tubo y el casco histórico de Zaragoza

que hacer picoteo por El Tubo y el casco histórico de Zaragoza
que hacer picoteo por El Tubo y el casco histórico de Zaragoza

Explorar Zaragoza significa también sumergirse en su deliciosa tradición gastronómica, donde las emblemáticas calles del Tubo forman el corazón palpitante de la cultura “tapera” por excelencia de la ciudad.

Ubicado en el casco histórico, este conjunto de calles estrechas se convierten en un mosaico de sabores, aromas y colores, donde la convivencia entre locales antiguos, nuevos y visitantes se traduce en una experiencia culinaria sin precedentes.

Cada rincón, cada bar, cada taberna, tiene una historia que contar a través de sus platos, convirtiendo a El Tubo en una parada obligada para cualquier paladar aventurero. ¡Tienes que probarlo y visitarlo!

Un Viaje Gastronómico por El Tubo

La singularidad de El Tubo reside en su capacidad para ofrecer una amplia gama de tapas.
Cada una de estas tapas refleja la riqueza de la cocina aragonesa y española.

Entre sus calles, encontrarás establecimientos emblemáticos que han conquistado el corazón y el estómago de quienes los visitan como:
Casa Lac: Fundado en 1825, uno de los restaurante más longevo de Zaragoza y posiblemente de España.

No puedes dejar de probar sus tapas de verduras y borraja, platos que combinan la tradición local con toques de innovación.

  • Bodegas Almau: Ubicado en una de las esquinas más animadas de El Tubo, es famoso por sus croquetas caseras, una auténtica explosión de sabor en cada bocado.
  • El Champi: Renombrado por sus singulares especialidades relacionadas con los champiñones, este lugar es un ejemplo de cómo un producto sencillo puede transformarse en una memorable experiencia culinaria para una ciudad.
  • Taberna El Lince: Aquí, el arenque picante ofrece un contraste único que estimula a explorar los límites de tu paladar, mientras las sardinas a la parrilla forman una delicia que rinde homenaje a los sabores del mar.
  • Doña Casta: Célebre por sus croquetas creativas, este sitio esta orientado para quienes buscan innovación en la cocina tradicional.
  • La Ternasca: Aclamado por reinventar y trabajar la cocina aragonesa, ofrece tapas que giran en torno al ternasco, una cane típica de la región, presentado de formas ingeniosas y deliciosas.

Completa tu Experiencia Gastronómica

El Tuboes un lugar de referencia gastronómica en Zaragoza que te invita a ser atrevido en tus elecciones culinarias. Allí podrás encontrar desde tapas clásicas hasta creaciones vanguardistas, la variedad es interminable.

Atrévete a probarlo todo. Estamos seguros de que no te decepcionará.

Muévete e interactúa con los zaragozanos, esto no solo enriquecerá tu experiencia sino que también podría ayudarte a descubrir joyas ocultas fuera del circuito turístico tradicional del Tubo.

El mejor momento para Visitar el Tubo son las horas menos concurridas, donde encontrarás una experiencia más íntima y amena. Las mañanas y las tardes previas a la hora punta son ideales para quienes prefieren evitar el embotellamiento.
La aventura gastronómica que ofrece Zaragoza, especialmente en El Tubo y sus alrededores, es una celebración de la vida, de la tradición y de la innovación.

Cada tapa, cada plato, es un relato de la historia gastronómica de Aragón, servido con orgullo y pasión. Así que, ya sea tu primera visita o estés regresando por más, tapear en Zaragoza es una experiencia que siempre revela algo nuevo, algo emocionante, algo deliciosamente inolvidable y te encantará.

6. Explora la Zaragoza Romana: Puerto fluvial, Termas, Teatro y Foro Romano

que ver la Zaragoza romana teatro y foro
que ver la Zaragoza romana teatro y foro

Este es un recorrido que todo el mundo debería realizar al menos una vez en la capital ya seas de Zaragoza, o simplemente vengas de visita.
Recorrer los lugares más emblemáticos de la época romana y sumergirse así en la historia de esta ciudad esta al alcance de la mano en Zaragoza. La capital cuenta con un viaje al pasado a través del legado arquitectónico romano. ¿Te lo vas a perder?

Este itinerario te permitirá visitar los principales vestigios romanos sin agotarte demasiado. Comenzando en las murallas que protegían la antigua Cesaraugusta y recorriendo la ciudad hasta llegar al museo situado en el foro.

Tras pasar un tiempo descubriendo estos lugares, podremos adentrarnos en el museo dedicado al puerto fluvial y después en las termas públicas para completar y enriquecer la visita.

El teatro romano se encuentra muy cerca, por lo que será una parada perfecta para finalizar el recorrido.
Explorar Zaragoza supone un viaje en el tiempo, especialmente cuando descubrimos sus impresionantes legado romano.

La Zaragoza de entonces ofrece una oportunidad única de sumergirnos en la historia antigua de esta ciudad, que fue uno de los núcleos urbanos más destacados del imperio en la Península Ibérica.

Desde el puerto fluvial hasta las termas, pasando por el teatro y el foro, cada yacimiento nos acerca a la vida cotidiana, la ingeniería y la cultura de quienes habitaron esta tierra hace más de dos mil años.

Un recorrido por el legado romano

El Puerto Fluvial de Caesaraugusta

Es un enclave especial que nos permite comprender la importancia del Ebro como vía de comunicación y comercio en la antigüedad, esencial para la economía de entonces.
Gracias a su visita podemos hacernos una idea de cómo los barcos llegaban cargados de mercancías y comercializaban desde la capital Aragonesa.

Las Termas Imperiales Zaragozanas

Centros dedicados al culto al cuerpo y la salud, las termas no solo servían para el baño sino también para el ejercicio, la relajación y el intercambio de ideas de los ciudadanos romanos.
Explorar las ruinas de las majestuosas termas públicas de Caesaraugusta nos transporta al pasado de la vida romana y su dedicación al bienestar físico y mental.

El Anfiteatro de la Antigua Caesaraugusta

Con capacidad para miles de espectadores, el anfiteatro demuestra la fascinación que tenían los romanos por las artes dramáticas y los combates, así como su compromiso con proveer diversión e inspiración cultural a la población de la capital Zaragozana.
Sus modestos restos se han convertido en un testimonio del lujo arquitectónico y la afición por el entretenimiento que caracterizó a la sociedad imperial romana.

El Ágora de la Próspera Zaragoza

Centro neurálgico de la política y la comunidad, donde se discutían asuntos que afectaban a todos sus habitantes.

Caminar por las ruinas del ágora es pisar donde alguna vez anduvieron los pobladores en sus quehaceres más diarios y eventos cívicos.

Recomendaciones para Explorar la Caesaraugusta del Pasado Zaragozano

Planifica con Anticipación tu visita, aunque todos los restos se encuentran cerca, dedica tiempo a cada sitio para una experiencia enriquecedora.

Aprovecha las audioguías o visitas guiadas para profundizar en los conocimientos sobre cada uno de los lugares. La ruta completa elevará tu paseo a una fascinante inmersión educativa sobre Roma y su legado.

Visita los museos dedicados al tema. Zaragoza cuenta con exhibiciones de hallazgos arqueológicos en su museos cercanos.
Esta visita enriquecerá y completará tu ruta con detalles visuales y narrativas sobre la vida en la próspera colonia.

La Roma antigua de Zaragoza no es solo un conjunto de ruinas caídas, es una puerta abierta al pasado, una invitación a imaginar la ciudad en su apogeo imperial pasado.

Cada calle y cada piedra recogen historias por descubrir, esperando a ser desveladas. Así, ya seas amante de la historia, explorador urbano curioso o simplemente alguien ansioso por conocer los orígenes de Zaragoza, sumergirte en su legado romano es una experiencia que no querrás perderte si vistas la ciudad.

7. Visita el Museo de Goya

que hacer visitar el Museo de Goya
que hacer visitar el Museo de Goya

Adentrarse en Zaragoza es también sumergirse en el legado de uno de sus artistas más célebres de España. Francisco de Goya, el pintor aragonés que revolucionó el arte con su visión única e inimitable técnica.

Para quienes sientan interés en explorar la profundidad de su obra y comprender la magnitud de su influencia, la visita al Museo de Goya se presenta como una cita ineludible en el itinerario cultural de la ciudad.

El Museo de Goya no solo rinde homenaje al artista más famoso de Aragón, sino que también ofrece una ventana excepcional a la evolución del arte español y europeo a través de sus pinceles.

Ubicado en el corazón de Zaragoza, este museo alberga una de las colecciones más completas de las obras de Goya, desde sus primeros años hasta sus creaciones finales, permitiendo a los turistas seguir el camino de su evolución artística y personal a lo largo de su vida.

Una colección de Francisco Goyasin igual en Zaragoza

La colección permanente del Museo de Goya contiene pinturas vibrantes, grabados ingeniosos y dibujos exclusivos que abarcan la amplia carrera del artista.

Desde sus cartones para tapices, que trabajan el color y animación, hasta sus aguafuertes críticos y la serie de “Los Caprichos” y “Los Desastres de la Guerra”, que exponen su perspectiva sobre la sociedad, los conflictos y la política de su momento.

Exposiciones reveladoras sobre Goya

Además de su colección permanente , el Museo de Goya organiza exhibiciones transitorias que profundizan en diversos aspectos de su obra o exploran su influencia en otros creadores.

Estas exposiciones ofrecen oportunidades exclusivas para admirar piezas traídas de otros museos y colecciones privadas, enriqueciendo así la experiencia de los visitantes que se acercan a contemplarlas.

Más Allá de Goya

Un Edificio con mucha historia y encanto

El museo se encuentra en un edificio histórico que, por sí mismo, merece una visita.

Una arquitectura sublime y la atmósfera que lo envuelve complementan la experiencia de acercarse al universo de Goya.

Consejos para una visita Significativa

Aquí te dejamos algunos consejos de valor para poder disfrutar y conocer más de Francisco Goya en Zaragoza.

Planifica con anticipación tu visita y revisa de forma previa el sitio web del museo para conocer sobre exhibiciones transitorias, horarios y tarifas. Esto te ayudará a aprovechar al máximo tu visita.

Sumérgete en el contexto aprovechando los recursos educativos que ofrece el museo, como audioguías o visitas guiadas, para entender mejor el contexto histórico y artístico de las obras de Goya.

Explora los alrededores del museo, este, se encuentra ubicado en una zona rica en historia y cultura. Dedica tiempo a explorar el entorno y descubrir otros tesoros culturales de Zaragoza.

Visitar el Museo Goya en Zaragoza es más que una experiencia artística; representa un viaje en el tiempo a la vida y obra de uno de los pintores más influyentes de la historia.

Cada cuadro expuesto conecta al espectador con la difícil época que le tocó vivir a Goya y permite comprender, a través de sus ojos geniales, los desafíos de España y Europa en ese momento de conflicto y guerra.

No dejes pasar la oportunidad de conocer más sobre el legado de Goya.

8. Descubre la huella árabe en la Aljafería de Zaragoza

Que ver la Aljafería de Zaragoza
Que ver la Aljafería de Zaragoza

Zaragoza es una ciudad con una rica historia que se refleja en las diversas culturas que dejaron su sello a lo largo de los siglos.

Entre ellas, el legado árabe destaca principalmente en el Palacio de la Aljafería, monumento que mejor representa la grandeza y sofisticación de ese periodo en la ciudad.

Este imponente palacio, mandado construir en el siglo XI por Al-Muqtadir, sirvió como residencia real para los reyes del taifa zaragozano y muestra la época dorada del reino bajo gobierno musulmán.

El legado árabe a través de los siglos

La historia de la Aljafería ilustra la convivencia entre culturas que ha vivido y creado la Zaragoza que hoy conocemos y que se ha proyectado con el paso del tiempo.

Concebido originariamente como un símbolo de poder musulmán, el palacio ha experimentado diversas transformaciones por los contratiempos políticas, llegando incluso a servir de cuartel militar y sufriendo grandes deterioros en conflictos políticos posteriores.

No obstante, perduran en su arquitectura parte de aquel esplendor árabe, como los arcos de medio punto, la torre del Trovador, el Salón Dorado, la mezquita o el patio de Santa Isabel.

Explorando el pasado

La visita a la Aljafería supone un viaje por la historia a través de su arquitectura musulmana. Detalles como los arcos de herradura, los intrincados trabajos en yeso o las bóvedas entrelazadas rememoran la época islámica.

Un libro abierto

El palacio narra la evolución de Zaragoza a lo largo de los siglos.

Desde su fundación musulmana hasta su papel durante la Reconquista y su utilización por los Reyes Católicos, cada rincón evoca una etapa del devenir de la ciudad. Resulta un imprescindible en la visita a la capital.

Consejos para tu recorrido

A la hora de visitar la Aljafería de Zaragoza se debe contar con un buen lapso de tiempo para poder contemplar como la ocasión merece la gran riqueza histórica y cultural del ligar de forma pausada.

Dedica varias horas para descubrir con calma todos sus rincones. Participa en visitas guiadas. Los guías expertos aportarán detalles a tu visitar que enriquecerán tu conocimiento sobre la arquitectura y vicisitudes de la Aljafería.

La belleza sencilla y la riqueza compleja

No te quedes en solo apreciar la belleza exterior de la Aljafería y sus elaborados detalles arquitectónicos.

Su verdadera esencia se encuentra en las historias oculta que sus muros encierran, relatos de la diversidad cultural de aquel momento en el que convivieron y se fusionaron para dar forma a lo que hoy es Zaragoza.

Este lugar es un recordatorio perenne de la riqueza que surge cuando diferentes tradiciones comparten un espacio común y se enriquecen mutuamente.

9. Un paseo por el histórico Mercado Central de Zaragoza

Que hacer Mercado Central de Zaragoza

Más allá de ser un centro de comercio, el emblemático Mercado Central transmite el alma gastronómica de esta ciudad a través de sus productos locales, puestos y personas.

Pasear entre sus calles es adentrarse en siglos de tradición comercial aragonesa, pero también es una bonita forma conectar con las raíces culturales que dan identidad a Zaragoza.

Sus frutas, verduras, carnes y pescados son el resultado de una tierra fértil y trabajada y el eco de sabores heredados de generación en generación.

Deleitar los sentidos con lo auténtico de Aragón

La gastronomía de esta región se presenta ante el visitante como un banquete para los sentidos.

Sus platos populares, quesos, vinos, aceites y otros manjares son la expresión viva de la tierra que los vio nacer.

Experimentarlos y probar es la mejor forma de adentrarse en la esencia de Aragón y descubrir por qué su cocina se ha ganado un merecido reconocimiento a nivel mundial.

Todo aquel que desee conocer la verdadera cultura culinaria local encontrará en sus sabores una puerta directa al corazón de esta ciudad Zaragozana.

El Mercado Central alberga una colección de sabores regionales. Entre sus puestos se encuentran frutas y hortalizas de estación, así como emblemáticos embutidos y quesos de origen local. Ni que decir de los aceites y los vinos.

No te pierdas la oportunidad de degustar un jamón de bellota de Teruel o probar las virtudes de los vinos de Campo de Borja y Cariñena.

Más allá de los alimentos básicos, el Mercado Central de Zaragoza esconde delicias gourmet y especialidades difíciles de hallar en otro sitio y que te invitamos que degustes. Te recomendamos que busques trufas negras cuando estén en su apogeo, o aceites de oliva de máxima calidad cada vez que tengas la oportunidad.

Consejos para Aprovechar al Máximo tu Visita

La mejor hora para acudir al Mercado Central es la primera hora de la mañana, temprano, cuando la oferta es más amplia.

No dudes en conversar con los tenderos, y disfrutar de todas las historias de sus creaciones y productos.

Tomarse un respiro para admirar la increíble arquitectura de hierro que alberga el mercado.

Prueba antes de llevar, para escoger lo que más se ajuste a tus gustos.

Visitar el Mercado Central de Zaragoza es sumergirse en un mundo donde los sentidos se agudizan y la pasión por la comida y los productos locales cobra vida.

Este lugar dinámico donde confluyen la tradición y la modernidad ofrece a residentes y turistas por igual la posibilidad de conectar con la rica historia culinaria de la región y hacer la compra de una forma auténtica.

Más que una simple parada rutinaria en tu itinerario turístico, el Mercado Central te invita a experimentar la ciudad en toda su plenitud a través de sus sabores, aromas y colores vividos, convirtiendo la excursión en una aventura gastronómica que seguro querrás repetir en el futuro.

10. Recorriendo la Expo Zaragoza 2008

Ver la la Expo Zaragoza 2008
Ver la la Expo Zaragoza 2008

La Expo de Zaragoza marcó un antes y un después en la historia de la ciudad y en su dinámica, dejando tras de sí un legado de innovación y diseño arquitectónico que sigue fascinando tanto a locales como a turistas.

Los edificios que se construyeron entonces se han quedado como ejemplo vivo de la cultura de desarrollo y sostenibilidad que marcaba la exposición del 2008.

La temática central de la Expo, “Agua y Desarrollo Sostenible”, no solo se plasmó en las charlas y exposiciones, sino también en la impresionante arquitectura que allí se creo para el evento.

Hoy en día, un paseo por las instalaciones de la Expo en Zaragoza se ha convertido en una apasionante exploración de este patrimonio y de la cultura del agua.

Recorriendo la Expo de Zaragoza

La Expo Zaragoza 2008 transformó una zona de la ciudad en un expositor de arquitectura contemporánea, ingeniería y arte, donde cada edificio y estructura fueron diseñados no solo para sorprender sino también para inspirar y trabajar sobre el agua y la sostenibilidad.

Elementos arquitectónicos emblemáticos de la Expo, como la Torre del Agua, el Pabellón Puente, el Pabellón de Aragón, el Puente del Tercer Milenio y el Pabellón de España, se han convertido en puntos de referencia imprescindibles para comprender la evolución ciudad y cultural de Zaragoza.

Descubre las maravillas arquitectónicas de la Expo Zaragoza

La Torre del Agua de Zaragoza

Este “rascacielos” destaca no sólo por su altura y forma futurista, sino también por concentrar la emblemática escultura del agua, una pieza que capta la esencia de una gota de agua al impactar con una superficie.

La torre simboliza el tema central de la Expo y ofrece una panorámica de Zaragozaincreíble.

Diseñado por la arquitecta Zaha Hadid, este puente peatonal sobre el Ebro es una obra de arte en sí mismo. Su forma orgánica y fluida evoca la dinámica del agua, fusionando funcionalidad, plasticidad y belleza de una forma armoniosa.

El Pabellón de Aragón

Este edificio está inspirado en una cesta de mimbre, y refleja la tradición y la innovación mediante su diseño único y sostenible, resaltando la importancia de los recursos naturales y las costumbres locales Zaragozanas.

La Playa artificial de la Expo de Zaragoza

Durante el verano, la playa artificial creada para la Expo se transforma en un oasis para la ciudad donde los visitantes pueden refrescarse y disfrutar de actividades recreativas, manteniendo viva la atmósfera de celebración y comunidad que caracterizó el evento y que se mantiene hasta nuestros días.

Caminar entre las instalaciones de Expo de Zaragoza es presenciar la capacidad de innovación de la ciudad para mirar hacia el futuro sin descuidar la sostenibilidad y la cultura del agua.

Estos asombrosos elementos arquitectónicos no solo permanecen como testigos del evento, sino que siguen inspirando y educando sobre formas de interactuar de modo armonioso con el entorno y aportar valor sin destruir la esencia misma de la ciudad.
De esta manera, la Expo en Zaragoza permanece no solo en la memoria de quienes la vivieron, sino también en el paisaje urbano y cultural de Zaragoza, invitando a explorar, aprender y sobre todo a valorar el preciado recurso que es el agua en nuestro mundo y sobre todo en nuestra ciudad.

Recomendaciones para visitar la Expo en Zaragoza

Para los viajeros que se aventuran a descubrir este singular rincón de Zaragoza, aquí van algunas sugerencias que harán de su visita una experiencia todavía más memorable:

Planea tu visita con información actual. Antes de tu recorrido, busca datos actualizados sobre el acceso a las instalaciones de la Expo, horarios de apertura y eventos especiales que podrían estar sucediendo.

Esto te ayudará a aprovechar mejor el tiempo y disfrutar plenamente la experiencia sin imprevistos.

Usa ropa adecuada y protección solar. Dado que gran parte del trayecto implica estar al aire libre, es recomendable llevar ropa cómoda, calzado apropiado para caminar y protección solar, especialmente durante los meses de verano.

No pierdas la ocasión de ascender a la torre del agua, donde podrás contemplar una vista superior de Zaragoza y su entorno fluvial, apreciando detalles que solo podrás ver desde las alturas.

Lleva tu cámara o teléfono móvil para inmortalizar los detalles de la arquitectura modernas como el pabellón puente o el pabellón de Aragón, obras que se antojan como un emblema de la localidad Aragonesa.

Si viajas con niños, busca exposiciones y explicaciones didácticas en los distintos lugares que visites para enriquecerlos con ideas sobre la sostenibilidad y medio ambiente.

Si hace buen tiempo aprovecha la playa artificial para tomar un respiro y relajárte antes de continuar con el recorrido por las instalaciones. ¡Te esperamos!